El rendimiento por dividendo o dividend yield es un índice de financiamiento que muestra la cantidad de dividendos que una empresa paga cada año, en relación con el precio de sus acciones.

Cuando las empresas cotizan en bolsa, es posible obtener beneficios. Generalmente, las compañías obtienen una ganancia por sus servicios o productos. Entonces, la empresa debe tomar una decisión sobre qué hacer con el dinero obtenido. Hay varias posibilidades: conservarlo, reinvertirlo o bien pagar a sus accionistas mediante dividendos.

Las compañías que reparten dividendos, a menudo, son las que tienen mayor trayectoria en el mercado. Las empresas de los sectores de servicios y consumo básico suelen tener mayor rentabilidad por dividendos y mayores oportunidades de compra. A continuación, hablaremos en detalle sobre los aspectos que hay que tener en cuenta al calcular la rentabilidad de los dividendos.

Tabla de contenidos

¿Cómo funciona la rentabilidad por dividendo?

Ventajas del rendimiento por dividendos

Desventajas de rendimiento por dividendos

Ejemplos de rendimiento por dividendos

Rentabilidad por dividendos vs Porcentaje de Beneficio o Payout Ratio

Preguntas frecuentes

Puntos clave

¿Cómo funciona la rentabilidad por dividendo?

Si eres inversor en una compañía, no es necesario que vendas tus acciones para obtener un crédito. Al contrario, obtendrás un pago mensualmente, cada tres meses o bien de manera anual. Esto depende, realmente, del contrato que haya fijado la compañía.

Hay muchas empresas que reparten dividendos. La cantidad que recibas también depende de varios índices: el rendimiento del dividendo, la cantidad fija que ha establecido la compañía, y la cantidad de acciones que tienes.

La fórmula de la rentabilidad por dividendo es la siguiente:

 

Dividendo

Rentabilidad por dividendo =  ________________________   x 100

Precio de la acción en el mercado

 

El resultado de esta fórmula se expresa en un porcentaje.

Entonces, por ejemplo, si la acción tiene un precio de 20 libras y paga 1 libra en dividendos por cada acción, el rendimiento por dividendo es del 5 %. Pero, si la acción tuviera un precio de 40 libras y pagara un dividendo de 1 libra, la rentabilidad sería del 2,5 %.

Para obtener el cálculo de rentabilidad por dividendos, debes estudiar el último informe financiero anual de la compañía. La rentabilidad se calcula en el momento en el que el informe es publicado, ya que luego de un par de meses, el informe se vuelve obsoleto. De manera alternativa, muchos inversores agregan los últimos cuatro trimestres de dividendos, y allí obtienen la información de los últimos 12 meses.

Ahora bien, si utilizas el número de dividendo final puede haber un error en el cálculo, y mostrar que la rentabilidad ha sido muy alta o muy baja, si es que el dividendo ha subido o bajado recientemente.

A su vez, también es común que algunos dividendos se paguen cada tres meses. En estos casos, los inversores toman el último dividendo trimestral, multiplicado por cuatro, y utilizan el producto como dividendo de todo el año para calcular su rendimiento. De esta manera, es posible mostrar los cambios recientes en el dividendo. No obstante, si la compañía paga un dividendo por mes, el cálculo será muy bajo.

Si quieres invertir en este tipo de mercado, es necesario aprender a calcular la rentabilidad de los dividendos. Al observar el historial de pagos de dividendos puedes decidir cuál es el mejor método para obtener los resultados más exactos.

La estimación es muy cambiante según el pago de dividendos y el precio de las acciones. Si el precio cae, pero el dividendo permanece igual, las acciones se vuelven más atractivas para los inversores desde una perspectiva de rendimiento.

La rentabilidad por dividendos suele definirse como de bajo riesgo. En un mercado más o menos estable, es esperable que las compañías crezcan. Por eso, si distribuyes tus acciones en varias compañías que pagan dividendos regularmente, es muy probable que obtengas buenos ingresos.

Ventajas del rendimiento por dividendos

Las principales ventajas del rendimiento por dividendos son varias. En primer lugar, puedes contar con la tranquilidad de saber que obtendrás un beneficio. Al ser una inversión a bajo riesgo, es difícil que las cosas no resulten como se esperaba, a no ser que ocurra una situación extraordinaria que lleve al colapso de los mercados. Con una inversión de bajo riesgo, si has hecho una buena distribución entre las empresas con mejores dividendos, obtendrás un beneficio mensual, trimestral o anual, dependiendo de tu elección.

Es importante que sepas que las compañías que distribuyen dividendos suelen tener un buen comportamiento a largo plazo y, por eso, la inversión se considera de bajo riesgo. De hecho,  según el índice Standard & Poor ‘s 500 (S & P), uno de los índices más importantes de los Estados Unidos, este índice cuenta con un  78 % de rentabilidad total desde los años setenta.

En segundo lugar, el ingreso constante puede complementar otros ingresos. En tercer lugar, las compañías que reparten sus dividendos muchas veces incrementan el importe de los mismos. Esto asegura una mejora en el rendimiento, a través de lo que se denomina “efecto del interés compuesto”. A medida que pase el tiempo, en un mercado estable, verás que la rentabilidad de cada acción aumentará a lo largo del tiempo.

Por último, para elegir dónde invertir no es necesario conocimientos técnicos tan complejos, puedes encontrar casi toda la información de las empresas con mayores dividendos en Internet y de forma segura.

Advantages and disadvantages of Dividend Yields

Desventajas del rendimiento por dividendos

Si bien, generalmente, invertir según el rendimiento por dividendos es una buena opción, por su bajo riesgo y la posibilidad de obtener beneficios, también hay algunas desventajas en este tipo de inversión.

En primer lugar, la política de pago de dividendos la fija el Consejo Directivo de cada compañía. Esto quiere decir que, si eres un accionista minoritario, quizás no puedas tomar demasiadas decisiones. Los directivos pueden decidir cómo, cuándo y cuánto pagar. Si has diseñado un plan de inversión quizás cambie, y no hay nada que puedas hacer.

En segundo lugar, debes estudiar a fondo la política tributaria. Si estás obteniendo un beneficio de una empresa extranjera, muchas veces debes pagar impuestos en el país de origen y también en tu propio país.

En tercer lugar, debes analizar las cifras de la rentabilidad, ya que muchas veces pueden ser engañosas. Esto puede sorprendernos después de un tiempo, cuando obtengamos los resultados, al descubrir que no eran los que esperábamos.

Por último, hay muchas compañías que no reparten dividendos y, aún así, se encuentran en una etapa de crecimiento y expansión. Debes hacer un estudio del mercado y ver si te conviene invertir en otro tipo de retorno a largo plazo, con mayores beneficios. Si bien los dividendos altos son atractivos, pueden afectar el crecimiento de una empresa en el caso de que se estén pagando porcentajes altos. Por ejemplo, cuando General Electric Company comenzó a tener un desempeño inferior, el precio de las acciones cayó, y, por lo tanto, el rendimiento del dividendo aumentó de 3 % a 5 %. Sin embargo, el dividendo se redujo como resultado de este aumento.

Ejemplos de rendimiento por dividendos

La bolsa española ofrece grandes oportunidades para invertir. Hay varios índices que pueden indicar cómo está el mercado de valores. La rentabilidad por dividendo IBEX 35 muestra un promedio de las empresas más importantes del país.

La rentabilidad media por dividendo IBEX 35 ha ido cambiando a lo largo de los años. A comienzos de 2006, 2007 y 2008, el rendimiento histórico por dividendo IBEX 35 era de 2,5 %. Luego, en 2009, se disparó a más del 5,5 %.  Otro de los dividendos más importantes, EUROSTOXX 50, también sufrió cambios. A finales de 2012, la rentabilidad por dividendo EUROSTOXX 50 bajó, tras el desplome a nivel macro en el mercado bursátil. No obstante, tras la recuperación  de 2013, el rendimiento se situó nuevamente por debajo del 4 %.

La rentabilidad por dividendo de Repsol, la multinacional energética y petroquímica española, aumentó en 2020 respecto al año anterior. En 2020 marcó una escalada de 11,78 mientras que, en 2019, fue de 6,87. En 2021, la petrolera se comprometió a pagar 0,6 euros por acción. Esto supone que los próximos dividendos del IBEX tendrán una rentabilidad del 7,1 %. Por este motivo, sigue siendo líder en la industria europea.

IAG (International Airlines Group) integra una gran cantidad de aerolíneas del Reino Unido, Irlanda y España. En su caso, la rentabilidad por dividendo en el mercado continuo es de 1,820. Sin embargo, muestra variaciones negativas, y se estima que la rentabilidad del dividendo de  IAG sea de 0,48 %  en 2022. Probablemente, aumente en gran medida en los próximos años. 

El Banco Santander es una de las entidades financieras más importantes del mundo. Su rentabilidad por dividendo en el 2021 está estimada en un 4,5 %.  Además, en lo que va del año, las acciones se han recuperado en un 30 %. Según Bankinter, la recuperación de 2021-2022 se dará gracias a la mejora en las variables macroeconómicas.

Rentabilidad por dividendos vs Porcentaje de Beneficio o Payout Ratio

Dividend Yield vs. Dividend Payout Ratio

La rentabilidad por dividendos es simplemente una fórmula para calcular la tasa de rendimiento simple. En cambio, el porcentaje de beneficio es cuánto de la ganancia neta de la empresa se utiliza para pagar dividendos. Esto quiere decir, la parte del beneficio que se distribuye entre los inversores, en dividendos. Desde otro punto de vista, este beneficio o Payout Ratio es el dividendo por acción que una compañía paga a cada accionista, dividido entre el beneficio por cada acción de la compañía, en porcentaje.

dividendo por acción

El payout ratio es =   _____________________

beneficio neto por acción

Cuando el porcentaje de beneficio es alto, genera un gran interés entre quienes quieran invertir. Es una estrategia muy útil para las compañías que quieran aumentar su desarrollo en un periodo corto de tiempo.

Con una mayor financiación es posible realizar una enorme variedad de proyectos, amortizar la deuda, o mejorar la estructura de flujo de caja. Estos beneficios solo son posibles si la gestión sabe aprovechar la oportunidad de la financiación.

Pero, ¿qué porcentaje de beneficio debe tener una empresa?

Si te interesa invertir en una compañía en crecimiento, verás que un payout alto genera mayor liquidez. Esto significa que la compañía es muy rentable, ya que el pago es muy bueno. 

Ahora bien, cuando el payout es bajo, no es algo malo necesariamente. Probablemente, la empresa reinvierta los dividendos para capitalizar la compañía y generar mayor solvencia económica. Además, en estos casos, el desarrollo es lento y sostenido en el tiempo, y, a veces, logra que el precio de las acciones suba a largo plazo.

Preguntas Frecuentes

Frequently Asked Questions

¿Qué es una buena rentabilidad por dividendo?

Hipotéticamente, la rentabilidad por dividendo es buena cuando el porcentaje es alto. Por ejemplo, si las acciones cotizan a $1000 euros y el dividendo es de $100 euros, la rentabilidad es de %10. Ahora bien, en el mercado este porcentaje se considerara demasiado alto. El porcentaje suele rondar entre el 2% y el 6%. En 2021, Enagás está marcando un dividendo histórico de 9,23%, Telefónica se ubica en un 7,93% y Mapfre en 7,64%. Algunos prefieren un porcentaje alto, con mayor riesgo. El problema es que las empresas con porcentajes altos no suelen estar entre las mejores. A veces, si bien tienen un porcentaje alto, el rendimiento total no es tan bueno.

¿La rentabilidad por dividendo es anual?

Es posible emitir dividendos en varios períodos de tiempo y tasas de pago. Por ese motivo, no necesariamente se divide de manera anual. Como hemos explicado anteriormente, no necesariamente es anual. Algunos porcentajes, por ejemplo, muestran la evolución de la rentabilidad en los cuatro cuartos del año. Con todo, esta es una política que debe ser fijada por el consejo directivo de cada compañía. En lo que respecta a la distribución de la rentabilidad por dividendos, muchas veces las empresas deciden distribuir sus dividendos mensualmente, otras cada tres meses, y muchas otras cada año.

¿Qué es una alta rentabilidad por dividendo?

La alta rentabilidad por dividendo se muestra en el porcentaje obtenido. Cuánto más alto es este número, más alta es la rentabilidad. Pero, cómo hemos explicado anteriormente, no siempre una alta rentabilidad significa la mejor.

¿Cuáles compañías pagan dividendos y cuáles no?

Las ganancias corporativas de una empresa están representadas en dividendos. Hay varias razones por las que algunas empresas deciden optar por transferir parte de sus ganancias de esta manera. Pagar dividendos probablemente ayude a que los inversores se interesen en la empresa. Pero, desde luego, una empresa puede decidir enfocarse en reinvertir sus ganancias o desarrollar y crecer sin distribuir un dividendo. eToro, por ejemplo, sí paga dividendos.

¿Por qué es importante la rentabilidad por dividendo?

La rentabilidad por dividendo es muy importante para las empresas ya que es una manera muy efectiva de lograr financiar sus proyectos y mejorar su solvencia económica. A través de la inversión, las compañías pueden desarrollar sus servicios o productos y crecer. 

Además, es importante para los inversores como tú, porque es  muy útil combinar acciones de bajo riesgo con otras más riesgosas, en tu cartera personal. En una plataforma web como eToro puedes descubrir las diversas posibilidades de inversión, más allá del mercado de valores.

Puntos Clave

  • La rentabilidad por dividendos se define mediante una fórmula si se conoce cuál es el precio de mercado de cada acción, y se divide por el dividendo de la compañía, y se multiplica por 100.
  • El cálculo de rentabilidad por dividendos es un elemento muy útil si quieres invertir. Debes estudiar cuándo y por qué un porcentaje puede ser alto o bajo.
  • En la actualidad, una herramienta como la plataforma de eToro facilita el acceso al mercado de valores. Desde allí, es muy fácil invertir en aquellas compañías que muestran porcentajes alentadores.
  • Las ventajas del rendimiento por dividendos son, fundamentalmente, tener un ingreso de dinero y un flujo constante a un bajo riesgo.
  • Las desventajas también existen y si eres un socio minoritario, probablemente, no puedas decidir la política de distribución fijada por la empresa. Además, tendrás que estudiar los impuestos a pagar.
  • Otra desventaja de los dividendos es que cuando son demasiado altos pueden afectar al crecimiento de la compañía, ya que todo irá a devolver el dinero invertido, más su retorno.
  • Un dividendo bueno suele rondar el 2 % y el 6 %. Es preferible un crecimiento estable que ganancias altas durante un periodo corto de tiempo y un posible estancamiento posterior, al menos en este tipo de inversión.
  • La rentabilidad por dividendo es muy útil, tanto para las empresas, como para los inversores que obtienen un beneficio al prestar su dinero a grandes corporaciones.

Si quieres saber más acerca de esta temática, suscríbete a eToro e infórmate.


Esta información es solo para fines educativos y no debe considerarse un consejo de inversión, recomendación personal o una oferta o solicitud para comprar o vender instrumentos financieros.

Este material se ha preparado sin tener en cuenta ningún objetivo de inversión o situación financiera en particular. No se ha preparado de acuerdo con los requisitos legales y reglamentarios para promover la investigación independiente. Cualquier referencia al rendimiento previo de un instrumento financiero, índice o producto de inversión empaquetado no es, y no debe considerarse, un indicador confiable de resultados futuros.

eToro no se responsabiliza ni asume ninguna obligación en cuanto a la precisión o integridad del contenido de esta guía. Asegúrese de comprender los riesgos involucrados en el comercio financiero antes de comprometer su capital. Nunca arriesgue más de lo que está dispuesto a perder.